Instituto Yoga Kai Palermo Soho Buenos Aires
Director José Maureira


YOGA Y PROBLEMAS DIGESTIVOS

por Maria Eugenia Reguera y Graciela Graciano

Profesorado de Yoga - Yoga Kai 2008

                El comer en exceso somete al sistema digestivo a un trabajo exagerado. Cuando comemos demasiado sobrecargamos nuestros órganos digestivos, de tal modo que no pueden funcionar eficazmente para elaborar todo lo que consumimos. Este problema se complica aún más si la comida es de difícil digestión, como en el caso de alimentos pesados o muy sazonada.

Comer demasiado produce fácilmente gases, que son producto de una digestión incompleta. Los alimentos grasos o aceitosos, tales como frituras o frutas secas, especialmente producen este efecto.
Las razones por las cuales la gente come en exceso son: la ansiedad,  presiones sociales (porciones demasiada grandes que se sirven en fiestas o restaurantes),  la vida agitada o el no prestar atención a lo que uno está comiendo ( cuando se está viendo televisión o leyendo.

Muchos factores, incluso la disponibilidad en la vida moderna de alimentos condimentados y procesados, contribuyen a difundir el problema de la indigestión. Advierta cuántos avisos y propagandas hay que se refieren a “remedios” para la digestión.
El estrés emocional y las tensiones de la vida diaria, pueden también causar indigestión. Si come cuando está contrariado, es muy difícil digerir apropiadamente lo que come. Una discusión acalorada, o una disputa, pueden causar este efecto, como el dolor, el miedo la tristeza o la preocupación también pueden causarlo.

La importancia de la tensión emocional o el disgusto sobre esta zona se refleja en frases comunes tales como “siento que tengo un nudo en el estómago” o “siento como si me hubieran golpeado en el estómago.

El alimento es el combustible que genera la energía para nuestro cuerpo, el ejercicio quema
este combustible. El ejercicio mejora la circulación, provee una salida a las tensiones emocionales, físicas y mentales, fortalece y tonifica los músculos del cuerpo en general.
Todos estos aspectos ayudan a mejorar la digestión.

El '''aparato digestivo''' es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso) encargados del proceso de la digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.

La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos), absorción (nutrientes) y excreción mediante el proceso de defecación.

Los órganos digestivos están localizados en el abdomen. De este modo, la digestión es afectada por la tensión de los músculos abdominales y del diafragma, el músculo plano que separa las cavidades torácica y abdominal.
Cuando los órganos digestivos están sujetos a exceso de estrés y tensiones, su funcionamiento se obstaculiza, causando indigestión.

La indigestión nos conduce directamente a la constipación, ya que esto es consecuencia directa de la tensión abdominal, falta de ejercicio, comidas muy sazonadas o pesadas, demasiados alimentos diferentes consumidos al mismo tiempo.

El Tema

Los meridianos de los órganos son canales por los cuales circula la energía de la vida, Chi, en todo el cuerpo. Hay en total doce meridianos y cada uno de ellos consiste en un par de canales que corren en forma simétrica. Forman un sistema de comunicaciones maestro de energía vital, que une los doce órganos internos con todos los aspectos fisiológicos, sensoriales y emocionales del cuerpo.
Durante los últimos cinco mil años, los chinos han descubierto cientos de puntos que se relacionan con los órganos por medio de los meridianos. Los doce meridianos son: pulmón, intestino grueso, estómago, bazo, corazón, intestino delgado, vejiga, riñones, pericardio, triple re calentador, vesícula biliar e hígado.

El meridiano del intestino grueso comienza en la base del dedo índice. Corre por el lado exterior de los brazos y hombros. Los dos componentes del meridiano atraviesan la columna en la base del cuello. Pasa luego a los hombros, alrededor del cuello, sube por la garganta y las mandíbulas hasta un punto al lado de las narinas.

El intestino grueso trabaja para remover el agua y eliminar los desechos sólidos. Es el responsable de limpiar y desintoxicar el organismo.

El meridiano del intestino delgado comienza en la uña del dedo meñique de la mano, corre por la cara dorsal del brazo hacia el hombro, sube al hombro, cruza el cuello y la mejilla para terminar en la cara anterior de la oreja.
Es el responsable de la asimilación de los nutrientes de los alimentos y de la absorción del agua.

El punto en el cual comienza el meridiano del intestino grueso, llamado “HOKU” (Intestino Grueso 4), es uno de los puntos más famosos de acupuntura, ayuda a equilibrar el colón. Se usa tradicionalmente para constipación, dolores de cabeza frontales, problemas de sinusitis, dolores estomacales, etc.

A continuación indicaremos dos ejercicios que estimulan el Intestino Grueso 4

Primero
1-Arrodíllese y siéntese sobre los talones.
2-Inclínese hacia delante, y apoye las palmas de las manos sobre la parte posterior de los muslos.
3-Inclínese hacia atrás, estirando la membrana entre los pulgares y los dedos índice, para de ese modo presionar a HOKU.
4-Estimule este punto meciéndose hacia delante y hacia atrás como si estuviera sobre un caballito de juguete.

Segundo

1-Póngase de pie con las piernas confortablemente abiertas e inclínese hacia delante. Tómese de la parte posterior de las rodillas con ambas manos de modo tal que los pulgares queden ubicados hacia fuera y los demás dedos hacia adentro. Las palmas tocarán la parte posterior de las piernas con el pliegue entre el pulgar e índice ubicado en el hueco de la rodilla.
2-Manteniendo las manos en esta posición, póngase en cuclillas de tal modo que se presione el punto Intestino Grueso 4, “HOKU”, y el recto se sienta abierto.
3-Respire dentro de su abdomen en esta posición por un minuto.
4-Vuelva a la posición inicial y relájese.

Ejercicio para equilibrar el meridiano del Intestino Delgado

1-Permanezca sentado sobre los talones e incline la cabeza hacia el piso. Entrecruce los dedos detrás de usted, con las palmas enfrentadas.
2-Inhale y estire los brazos hacia arriba. Manténgalos arriba por 30 segundos respirando profundamente por la nariz. Esta posición creará presiones alrededor de los omóplatos lo cual libera tensiones y es bueno para crear resistencia contra resfríos y gripes.
3-Después de 30 segundos, inhale y estire los brazos hacia arriba aún más. Luego exhale y déjelos caer a lo largo del cuerpo, sintiendo los beneficios.

Desarrollo 2

Las posturas de Yoga incrementan el flujo de sangre hacia tu aparato digestivo, estimulando la acción intestinal, de esta manera el proceso es más eficiente.
El Yoga  también relaja tu sistema digestivo, facilitando la eliminación.

A continuación proponemos una serie de asanas o posturas que practicadas diariamente, con el estomago vacío, brindaran claros beneficios.

Antes de cada comida practica unas cuantas respiraciones profundas, permite que tu cuerpo y mente se relajen y disfruta del proceso de nutrir tu cuerpo, mente y alma.
Considera no practicar las siguientes posturas ante:
Hernia Hiatal, Intervenciones quirúrgicas abdominales, inflamación abdominal, hipertiroidismo, diarrea, ciática o molestias importantes en tu espalda, si estas embarazada o menstruando.
Aconsejamos, ante la duda, consultar a tu maestro de confianza,  él te guiará en la práctica.

Ejercicios respiratorios

Un buen ejercicio abdominal es BASTRIKA o respiración del Fuelle, es la respiración que aviva el fuego, que ayuda a quemar, a procesar.
Sentados cómodamente en el piso, busca ayudarte con un almohadón, si quieres puedes descansar la espalda sobre la pared, para de esta forma mantener la columna erguida y permitir un mayor fluir de energía a través de los Chakras y cada uno de sus Nadis y permitir que el abdomen se extienda y pueda disfrutar del masaje respiratorio.

Bien, coloca tus manos sobre el abdomen, para tomar mayor conciencia, identifica tus isquiones, siéntate sobre ellos, endereza tu espalda, toma una respiración profunda y exhala suave y profundamente, por nariz, a continuación inhala, permite que tu abdomen se llene de aire y se expanda, exhala y contrae enérgicamente el abdomen, repite esta operación, varias veces, incrementando el ritmo, al comienzo con total calma. Esta practica incrementa el ingreso de oxigeno, por lo cual te puedes sobre oxigenar, creando alguna molestia, mareos, hormigueo, estos cesaran inmediatamente al  normalizar el ritmo de tu  respiración, con la practica diaria se logran salvar estos síntomas y disfrutar del beneficio.

Relaja tu mente, libera tensiones, sentados cómodamente, espalda erguida, practica NADI SODHANA, coloca el dedo índice y mayor en el entrecejo, quedando libres, pulgar y anular, con el dedo pulgar tapa tu fosa nasal derecha y exhala todo el aire, por fosa nasal izquierda, inspira por fosa nasal izquierda exhala todo el aire por fosa nasal derecha, realiza varias respiraciones.
Descansa, relájate, toma un vaso de agua tibia, si puede ser con unas gotas de limón, y a disfrutar.
 
Las Asanas recomendadas son

Cobra:
1. Descansa tu cuerpo de cubito ventral, llevando la conciencia hacia el estomago, apoya la frente en el piso, que tus piernas estén juntas y tus manos ubicadas por los costados y por debajo de tus hombros, y que tus dedos estén bien abiertos, los codos cerca de tu cuerpo. Relaja los hombros y mantenlos alejados de las orejas durante la postura. Observa los apoyos de tu cuerpo en el piso.

            2. Usando los músculos de tu espalda comienza a elevar tu cuerpo, empezando por tu frente, luego tu nariz, tu cuello, tus hombros y finalmente tu torso, sin forzar la columna lumbar, ni generar tensión en la cintura.
             3. Presiona hacia abajo tus palmas para afirmar el medio torso en el piso. Imagina que eres una fuerte y flexible cobra. Respira profundamente y permanece de 3 a 10 respiraciones.
              4. Lentamente flexiona codos y comienza a bajar el torso hacia el piso, apoyando por último la frente, gira tu cabeza hacia un lado y descansa dejando ir toda  tensión.

Torsión sentada:
1. Sentada, con piernas extendidas, asegúrate que los isquiones estén firmemente apoyados en el piso, mantén la columna erguida, no te encorves, para prevenir esta tendencia puedes sentarte sobre un almohadón.
2. Flexiona las rodillas, cruza la pierna derecha sobre la izquierda, apoya la palma de la mano derecha por detrás de tu espalda y realiza un suave movimiento de rotación. Realiza 3 o 4 respiraciones y vuelve al centro
3. Repite la postura hacia el lado izquierdo, recuerda realizar las respiraciones, mientras mantienes la postura

Badha Konasana y   Sukhasana , estas posturas ayudan a estirar el diafragma  y el pecho, incrementando el suministro de sangre y reduciendo la acidez
Si sufres de acidez debes evitar las poses que comprimen el área abdominal como Uttanasana y Paschimottanasana, las mismas  crean calor y Pitta necesita enfriar el fuego interior, no alimentarlo.
Asanas como Utthita Virabhadrasana, Trikonasana y Parvritti Trikonasana, estiran el diafragma y extienden el esófago en  su porción alta. Esto reduce el reflujo gástrico, enfría el plexo solar y reduce la acidez. Permaneciendo en estas poses incrementa el suministro de sangre hacia los órganos abdominales, ayudándoles en su tono. Posturas invertidas no deben ser realizadas en la fase aguda de la acidez, éstas pueden provocar vómitos y dolores de cabeza. Cuando el sistema digestivo este aliviado es bueno practicar la parada sobre hombros, la postura brinda beneficio a todos los sistemas.

Si deseas realizar una secuencia de Asanas,  podríamos recomendarte la siguiente:
Partiendo de Tadasana, suelta en esta apostura todas tus tensiones, inspira y lleva el torso hacia abajo en Pinza de pie, realiza un par de respiraciones, de allí a Silla, ahora parte nuevamente de Tadasana o columna, Estrella, Triángulo, hacia ambos laterales, Estrella, Héroe I,  respira, Montaña, Tabla, bajar lentamente ir a Cobra, descansar en Conejo, nuevamente Cobra, Conejo. Ahora realiza sentado Torsión hacia la derecha e izquierda, Araña, y descansar en capullo.

Al realizar la secuencia es importante llevar un buen ritmo de inhalaciones y exhalaciones, como así también mientras permaneces en ellas. Si lo deseas a medida que vayas familiarizándote con los movimientos, puedes repetir las posturas que sientas que más te benefician.

Conclusión

Recuerda que el secreto se encuentra en poder relajar tu mente y tu cuerpo mediante los Pranayamas y Asanas.
Lleva una dieta adecuada a bases de productos naturales, nutritivos que permitan que tu cuerpo pueda realizar una buena digestión.
Sugerimos tomarse unos momentos antes de comer para respirar profundamente. Esto lo ayudará a relajarse y a calmarse, de modo que se encuentre con un estado de ánimo receptivo que no le produzca problemas digestivos.

Bibliografía

*Apuntes, Yoga KAI  por José Maureira
*ACU-YOGA The Acupressure Stress Management Book
por Michael Reed Gach
Women Fitness.net Yoga and Digestion
Digestion, breathing and Yoga, by Vasanthi Bhat
Yoga and Health by Acharya Vikrmaditya

Protegido por Derechos Autorales
Copyright 2009 de Maria Eugenia Reguera y Graciela Graciano

Instituto Yoga Kai Palermo Soho Buenos Aires

Serrano Nº 1518 P.B. / Tel:  4831- 4863
Palermo, Capital Federal, Argentina

e-mail:info@yogakai.com