Instituto Yoga Kai Palermo Soho Buenos Aires
Director José Maureira


Yoga y las causas metafísicas de la enfermedad

por Por Enrique Sosa
e-mail:kikesosa@hotmail.com

Profesorado de Yoga - Yoga Kai 2008

 Este trabajo propone, de una forma simple, encauzar la ampliada sensibilidad y percepción de nuestro cuerpo que obtenemos al realizar las diferentes prácticas de Yoga y comenzar a salvar el abismo existente entre cuerpo y mente para desarrollar nuestros propios puentes hacia el espíritu. Aprendiendo así el lenguaje de la energía y la habilidad de la visión simbólica. La visión simbólica permite percibir el propio espíritu y la ilimitada capacidad que tenemos cada uno para la curación y la salud o integridad.

 Según la medicina energética, nuestro cuerpo contiene la historia, de todos los acontecimientos y relaciones de nuestra vida expresando nuestras fuerzas, debilidades, esperanzas y temores. Las experiencias positivas y negativas dejan registrado un recuerdo en el tejido celular y en el campo energético. La neurobiología ha demostrado que los neuropéptidos, sustancias químicas activadas por las emociones, son pensamientos en materia. De esta manera es como podríamos decir, las emociones residen físicamente en el cuerpo y se interrelacionan con las células y los tejidos.
La energía emocional se convierte en materia biológica mediante un proceso complejísimo. Al igual que las emisoras de radio operan en longitudes de ondas energéticas específicas, cada órgano y sistema corporal esta calibrado para absorber y procesar energías emocionales y psíquicas especificas. Es decir, cada zona del cuerpo transmite energía en una frecuencia especifica, detallada, y cuando estamos sanos, todas están sincronizadas armónicamente. Una zona del cuerpo que no este transmitiendo en su frecuencia normal indica donde se encuentra localizado un problema.
 Esta relación de unión (yoga) entre cuerpo y psique no solo nos sumerge en una nueva percepción de la realidad, comprobando que nuestros pensamientos, tienen un efecto en el mundo concreto, comenzando con nuestro cuerpo, si no que además nos permite desarrollar una practica y una forma vivencial de ir poco a poco expandiendo la conciencia hacia esta forma mas abarcativa de percepción; y en este caso de expandir la visión en el área de la medicina.
 El proceso de cura en la medicina occidental actual, es pasivo, el paciente cede su autoridad al medico y al tratamiento prescrito, el paciente es una victima inocente, o prácticamente impotente que ha sufrido un ataque de una enfermedad.
 La medicina holística propone lo siguiente:

“Yo soy responsable de la creación de mi salud, por lo tanto, en cierto sentido yo participe en la creación de esta enfermedad. Puedo participar en la curación de la enfermedad sanándome yo, lo que significa sanar al mismo tiempo mi ser emocional, psíquico, físico y espiritual.”

 La curación total, es un proceso activo e interno que implica investigar las actitudes, los recuerdos y las creencias con el deseo de liberarse de todas las pautas negativas que impiden la total recuperación emocional y espiritual. Antes de continuar, me parece de suma importancia aclarar este punto, y es que no debemos abusar de esta “nueva visión” culpándonos o culpando a los pacientes por contraer una enfermedad ya que muchas actitudes o pensamientos negativos son inconcientes y solo tomamos conciencia de ellos a través de la enfermedad. Es decir, la enfermedad es una de las formas en la cual una emoción o pensamiento negativo se expresa para que nosotros tomemos conciencia de que seguir sosteniendo ese patrón negativo hace que cierta parte del cuerpo o todo el cuerpo tenga una disfunción. Al poder identificar esta parte del cuerpo podemos reconocer que actitud o trauma se produce dentro nuestro gracias al lenguaje simbólico. Los esquemas mentales que causan la mayoría de las enfermedades en el cuerpo son: Critica, Ira, Resentimiento y Culpabilidad, por ejemplo: la indulgencia en la critica durante largo tiempo a menudo conduce a enfermedades tales como la artritis; la ira se convierte en cosas que “hierven”, “queman” e infectan el cuerpo (la mayoría de las afecciones que terminan en “itis”); el resentimiento sostenido durante largo tiempo corroe y emponzoña, y en ultima instancia puede conducir a la formación de tumores y cáncer. La culpabilidad siempre busca el castigo, y conduce al dolor.
 Es importante comprender que la curación no siempre significa que el cuerpo físico se recupera de una enfermedad. Curación puede significar también que el espíritu de la persona se libera de miedos y pensamientos negativos, hacia sí misma u otras personas, que ha tenido durante mucho tiempo. Este tipo de liberación y curación espiritual puede producirse aunque el cuerpo físico muera.
 Aprender el lenguaje del sistema energético humano es un medio para comprendernos a nosotros mismos, un medio para salir airosos de los retos de la vida. Una forma que ayuda a identificar las pautas y las modalidades de nuestras vidas, y la profunda interrelación que existe en el funcionamiento de mente, cuerpo y espíritu. Este conocimiento propio proporciona placer, paz mental y al mismo tiempo conduce a la curación emocional y psíquica.
Esto se asemeja mucho a la búsqueda del Yoga. Si bien estas disciplinas energéticas están todas interrelacionadas, en algún punto, el Yoga podría decirse es la columna vertebral de tal desarrollo. La teoría de los chakras nos proporciona una excelente guía para decodificar el lenguaje simbólico del cuerpo.
Esta forma mas conciente de vivir es una invocación, una petición de autoridad espiritual personal; representa el abandono de la relación clásica padre-hijo con Dios de las antiguas religiones y un avance hacia la edad adulta espiritual. La maduración espiritual supone no solo desarrollar la capacidad de interpretar los mensajes más profundos de los textos sagrados, sino también aprender a leer el lenguaje espiritual del cuerpo. Cuando nos hacemos más concientes y reconocemos el efecto de los pensamientos y actitudes (la vida interna) sobre el cuerpo físico y la vida externa, ya no necesitamos concebir a un Dios-padre externo que crea para nosotros y del cual dependemos totalmente. En calidad de adultos espirituales, aceptamos la responsabilidad de co-crear nuestra vida y nuestra salud. La co-creación es en realidad la esencia de la edad adulta espiritual, el ejercicio de elegir y aceptar que somos responsables de lo que elegimos.
Los siete Chakras apoyan nuestra transformación gradual en adultos espirituales concientes. Nos sirven para entender lo que nos mantiene sanos, lo que nos hace enfermar y lo que contribuye a sanarnos enseñándonos la forma de orientar el poder, o fuerza vital, que circula por nuestro cuerpo.
Estas verdades espirituales trascienden las fronteras culturales, y en el plano simbólico constituyen un mapa de carreteras para nuestro viaje por la vida, un mapa impreso en nuestro diseño biológico, en nuestro cuerpo.

Pasemos a las cuestiones un poco mas practicas:

A continuación voy a explicar unos ejercicios simples para realizar y luego presentare un breve resumen de los 7 chakras, comentando sobre la experiencia que nos hace vivir la energía de ese chakra, que afecciones se desarrollan y que posturas los estimulan. (Tome en cuenta que las Asanas no trabajan solo un chakra, si no que intervienen en el organismo en general, como una totalidad).

1) Si usted quiere hacer una limpieza mental es importante también que haga una limpieza física, eso incluye cambiar la dieta en caso de que no sea muy nutritiva y sana para el cuerpo.
2) Dedique algo de tiempo a escuchar lo que dice. Si se escucha decir algo tres veces, escríbalo en un papel. Ello se ha convertido en un esquema mental para usted. Al final de la semana mire la lista que ha hecho y podrá ver como sus palabras coinciden con sus experiencias. SI USTED ESTA DISPUESTO A CAMBIAR SUS PALABRAS Y SUS PENSAMIENTOS OBSERVARA COMO CAMBIARA SU VIDA. La manera de controlar su vida es controlar las palabras que dice y los pensamientos que piensa. USTED ES EL UNICO QUE PIENSA EN SU MENTE !
3) Durante la práctica de Yoga al hacer cualquier “Asana” que usted quiera, comience primero en buscar la comodidad en esa postura, haciendo las modificaciones que sienta necesarias y aplicando las variantes según las condiciones y las limitaciones de su cuerpo.
_Una vez que se sienta cómodo en la postura, conéctese con la respiración. Con cada exhalación permita que su cuerpo se afloje más y más, relájese en la postura.
_Conéctese con la parte del cuerpo que se esta estirando o la parte que desea comenzar a sanar. Con cada exhalación “pídale” mentalmente a esa zona ¨que se suelte…¨, Que libere las tensiones. La idea no es forzar a que se estire, si no que se distienda, que esa parte deje de retener las emociones y dolores que no pudimos asumir en nuestro espíritu. Los dolores emocionales que el alma no se atreve a asumir los absorbe el cuerpo.
_Por esta razón es importante que usted tenga una sensación de AGRADECIEMITO con su enfermedad o dolencia. Porque esa enfermedad esta absorbiendo algo por usted que quizás antes no tenía la capacidad de resolver. De esta manera usted comienza a INTEGRAR una parte suya que esta en desarmonia y deja de rechazarla. Usted comienza a hacerse responsable de su afección y deja de ser victima.

4) Si hay algo que quiere resolver en su vida, elija una frase positiva, corta y en tiempo presente. A la mañana y  la noche tómese un tiempo para repetir esta frase con convicción y de una manera suelta y natural, sin obsesionarse (sin querer forzar).
5) Relacione su frase positiva y la experiencia de su vida que quiere cambiar con alguno de los 7 chakras. Al hacer las posturas de ese chakra, usted comienza a estimular esa energía para que se desbloquee. Es un buen momento para repetir, de una manera natural y relajada, su frase positiva. Por ejemplo si usted tiene dificultades económicas y siente que la energía del dinero esta bloqueada en su vida, la frase positiva podría ser “Tener dinero esta bien, me abro y permito que el dinero fluya en mi vida” . Esa energía y situación esta asociada con el segundo chakra y a veces también con problemas y dolores en la parte baja de la espalda. Al hacer una postura como Upavistha kona asana (abanico sentado) es una postura que estimula y abre el segundo chakra. Mientras se relaja, y se conecta con la parte de su cuerpo que se estira y abre, repita y medite en su propósito positivo.
 
 
 
 

Los 7 Chakras:
 

1º Chakra: Ubicado en el perineo (hombres), cerviz (mujeres) en la base de la columna vertebral, en el cóccix, relación con las piernas, el recto, los huesos, los pies y el sistema inmunitario.

Color: Rojo
Nota musical: Do
Mantra: LAM

El contenido energético del primer chakra es el poder tribal. Identidad de grupo, fuerza grupal, fuerza de voluntad grupal. Es nuestra conexión con las creencias familiares tradicionales, que favorecen la formación de la identidad y la sensación de pertenecer a un grupo.
 Diversas enfermedades mentales se generan a causa de disfunciones familiares, entre ellas, las personalidades múltiples, el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión y los comportamientos destructivos como Ej: el alcoholismo.
 Los miedos pueden ser el miedo a no sobrevivir físicamente, de ser abandonado por el grupo y la perdida del orden físico.

Verdad sagrada: La verdad sagrada inherente al primer chakra es que Todos somos uno. Esta verdad nos hace transitar experiencia de conexión grupal para traer a la conciencia que cada elección que hacemos y actuamos influye al resto porque somos parte de un todo.

Disfunciones físicas:

_Dolor crónico en la parte baja de la espalda
_Ciática
_Varices
_Tumor o cáncer rectal
_Depresión
_Trastornos relacionados con la inmunidad.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
 Virabhadrasana (Héroe); Ardha Chandrasana (media luna); Parsvakonasana (diagonal); Medio Mono; y Mula Bandha (contracción del esfínter, perineo o cervix y los genitales)
 
 
 

2º Chakra: Ubicado en la parte inferior del abdomen hasta la zona del ombligo, en relación con los órganos sexuales, intestino grueso, vértebras inferiores, pelvis zona de las caderas, apéndice y vejiga.

Color: Naranja
Nota Musical: Re
Mantra: Svam

 El segundo chakra es el chakra de las relaciones. Con el segundo chakra la energía pasa de obedecer a la autoridad tribal a descubrir otras relaciones que satisfacen necesidades físicas. Involucra la necesidad de dominar hasta cierto punto la dinámica de nuestro mundo físico. Todo aquello a lo que nos adherimos para mantener el dominio sobre nuestra vida externa, como la autoridad, otras personas, el dinero, esta ligado mediante el segundo chakra.
 Las enfermedades que se originan en este centro de energía son activadas por el miedo a perder ese dominio. El cáncer de próstata y de ovario, el dolor crónico en la parte baja de la espalda, y las caderas y la artritis son algunos. Los fibromas son consecuencia de la energía creativa del segundo chakra que no dio a luz y de la energía vital dirigida a trabajos o relaciones sin futuro.
 Los miedos principales asociados a este chakra son, el miedo a perder el dominio y a ser dominado por otro, mediante el poder dominador de acontecimientos o trastornos como la adicción, la violación sexual, la traición, la impotencia, las perdidas económicas, el abandono por parte de un socio principal o colegas profesionales, etc. También, temor a perder el poder del cuerpo físico.
 La fuerza d este chakra nos brinda la capacidad y la energía para sobrevivir por uno mismo económica y físicamente, defenderse y protegerse, la resistencia para recuperarnos de una perdida, sea de familiares, pareja, socios, propiedad, trabajo o dinero.
 La energía del segundo chakra de un ego físico sano nos capacita para relacionarnos con el mundo externo (donde constantemente se nos pone a prueba nuestra fuerza personal) sin tener que negociar o “vendernos”; es la energía de la autosuficiencia, el instinto de supervivencia necesario para estar en este mundo.
 El segundo chakra entraña una dualidad, el yin/yang, anima/animus, masculino/femenino, sol/luna. Comprender el significado de esa dualidad de opuestos es clave para trabajar con los temas del segundo chakra. El desafío espiritual es aprender a relacionarnos concientemente con los demás, a formar uniones con personas que contribuyen a nuestro crecimiento y a dejar las que nos lo impiden.

Verdad sagrada: la verdad sagrada del segundo chakra es Respetaos mutuamente. Esta verdad se aplica al modo de relacionarnos entre nosotros y con todas las formas de vida. Desde el punto de vista espiritual, todas las relaciones que formamos, desde las más superficiales hasta las mas intimas, nos ayudan a hacernos mas concientes. Algunas relaciones son necesariamente dolorosas porque conocernos a nosotros mismos y encarar nuestras limitaciones no es algo que tendamos a hacer con mucho entusiasmo. Muchas veces necesitamos estar espiritualmente “equipados” para esos encuentros.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Mordasana (campana); Utthanasana (pinza de pie); Upavistakonasana (abanico sentado); Vayunishkasana (rana); Merudandasana (abanico en equilibrio); la contracción de los musculos genitales utilizados para el control de la salida de la orina.

 El primer chakra tiene un centro de gravedad externo y siempre esta situado dentro de una mente de grupo. El segundo chakra también tiene un centro de gravedad externo, pero afecta a las relaciones y sus efectos en nosotros. En el tercer chakra (que viene a continuación), sin embargo, el centro de gravedad esta interiorizado en parte; la cuestión ya no es como nos relacionamos con las personas que nos rodean, si no como nos relacionamos con nosotros mismos y como nos comprendemos.
 
 
3º Chakra: Ubicado en el plexo solar, relacionado con el estomago, páncreas, suprarrenales, intestino delgado, vesícula biliar, hígado y parte media de la columna situada detrás del plexo solar.
Color: Amarillo
Nota Musical: Mi
Mantra: Ram
 
La energía del tercer chakra es la del poder personal, se convierte en la vibración dominante de nuestro desarrollo durante la pubertad. Nos ayuda aun mas en el proceso de individualización, de formar un “yo”, un ego y una personalidad separados de nuestra personalidad heredada.
 Las enfermedades que se originan aquí son activadas por problemas relacionados con la responsabilidad hacia uno mismo, la estima propia, el miedo al rechazo y la excesiva sensibilidad a la crítica. La artritis, ulceras gástricas o duodenales, afecciones de colon he intestinos, pancreatitis, diabetes, indigestión crónica o aguda, anorexia o bulimia, disfunciones hepáticas, hepatitis y disfunciones suprarrenales, son algunos de los síntomas de una desarmonia en el tercer chakra.
 La fuerza que nos brinda es hacia el respeto propio, autoestima, autodisciplina, ambición, capacidad de generar acción y para manejar una crisis.

Verdad sagrada: La verdad sagrada del tercer chakra es, Respétate a ti mismo. Las energías que aquí se unen solo tienen un objetivo espiritual, ayudarnos a madurar en la comprensión propia, es decir, la relación que tenemos con nosotros mismos y la forma en que nos sostenemos solos y nos cuidamos. La cualidad espiritual inherente al tercer chakra nos impulsa a crearnos una identidad separada de nuestro yo tribal.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Pavanamuktasana (osito); Apanasana (hamaca); Dhanurasana (arco)Parivartanasana (triangulo acostado); las torciones en general estimujlan el tercer chakra.  Uddiyana bandha: contracción del abdomen.

4º Chaka: Ubicado en el centro del pecho, relacionado con el corazón y aparato circulatorio, costillas, pechos, timo, pulmones, hombros, brazos, manos y diafragma.

Color: Verde
Nota Musical: Fa
Mantra: Iam

 La energía del cuarto chakra es de naturaleza emocional y contribuye a impulsar el desarrollo afectivo. Este chakra representa le lección espiritual que nos enseña a manifestar amor y compasión y a reconocer que la energía mas potente que tenemos es el Amor.
 El sacramento del matrimonio se corresponde con la energía del cuarto chakra. Como arquetipo el matrimonio representa el primer y principal lazo con uno mismo, la unión del yo y el alma.

 Dado el poder que tiene el Amor vamos conociendo esta energía por etapas. Cada fase nos presenta una lección sobre la intensidad y las formas de amor: perdón, compasión, generosidad, amabilidad, cariño por uno mismo y los demás. Estas fases siguen el diseño de los chakras: comenzamos a conocer el amor dentro de la tribu, asimilando las numerosas expresiones de esta energía de nuestros familiares. El amor tribal puede ser incondicional, pero generalmente transmite la expectativa de lealtad y apoyo a la tribu; en el ambiente tribal el amor es una energía que se comparte entre personas de la misma clase.
 Cuando despierta el segundo chakra conocemos los lazos de la amistad, el amor se amplia para incluir a extraños. Expresamos el amor queriendo a personas con las que no nos unen lazos sanguíneos y compartiendo con ellas. Cuando el tercer chakra despierta, descubrimos el amor de las cosas externas, de nuestras necesidades personales, físicas y materiales, entre las cuales puede estar el deporte, los estudios, la moda, el galanteo y el emparejamiento, el trabajo, el hogar y el cuerpo.
 Estos tres chakras tienen que ver con el amor en el mundo externo.
 Amarse a uno mismo es el desafio del cuarto chakra pero compensarse con viajes y caprichos, es una forma de utilizar el pacer físico ara expresarse afecto, es el amor del tercer chakra. Si bien este tipo de recompensas resulta placentero, puede obstruir el contacto con las turbulencias emocionales mas profundas del corazón, que surgen cuando necesitamos evaluar una relación un trabajo o alguna otra circunstancia difícil que afecta nuestra salud. Amarse a si mismo como desafio del cuarto chakra, significa tener el valor para escuchar los mensajes de las emociones y las directrices espirituales del corazón. El arquetipo al que con mas frecuencia nos guía el corazón para sanar es el del “niño herido”.
 El “niño herido” que hay dentro de nosotros contiene estructuras emocionales lesionadas o atrofiadas de nuestra juventud, en forma de recuerdos dolorosos, actitudes negativas e imágenes personales disfuncionales. Sin darnos cuenta, podríamos continuar actuando dentro de estas estructuras cuando somos adultos. Aunque con otras modalidades. Por ejemplo, el miedo al abandono se convierte en celos, el abuso sexual en sexualidad disfuncional, la imagen negativa que un niño tiene de si mismo puede convertirse en anorexia, obesidad, alcoholismo y otras adicciones, o en temor obsesivo al fracaso. Estas modalidades pueden dañar las relaciones afectivas, la vida personal y profesional y la salud. El amor a si mismo comienza por enfrentarse a esta fuerza arquetípica del interior de la psique y liberarnos de la autoridad del niño herido. Si no se curan, las heridas nos mantienen anclados en el pasado.
 

 El miedo a la soledad, al compromiso y a “obedecer al corazón”; miedo a la incapacidad de protegerse emocionalmente; miedo a la debilidad y traición emocionales son los miedos principales de este chakra. La perdida de energía del cuarto chakra puede dar origen a celos, amargura, rabia, odio e incapacidad de perdonar.
 Las enfermedades mas comunes son el fallo cardiaco congestivo, infarto de miocardio (ataque al corazón), prolapso de la válvula mitral, cardiomegalia, asma y alergia, cáncer de pulmón neumonía bronquial, cáncer de mamas, y cualquier afección en la parte superior de la espalda.
 
Verdad sagrada: El cuarto chakra es el centro del poder del sistema energético humano porque “El amor es poder divino”. Nuestros corazones están diseñados para expresar belleza, compasión, perdón y amor. Va en contra de nuestra naturaleza espiritual actuar de otra manera.
 No nacemos expertos en amor, si no que nos pasamos la vida aprendiendo. Su energía es poder puro. El amor nos motiva, nos domina, nos inspira, nos sana y nos destruye. El amor es el combustible de nuestro cuerpo físico y espiritual. Cada uno de los desafíos de la vida es una enseñanza sobre algún aspecto del amor. La forma en que respondemos a estos desafíos queda registrada en nuestros tejidos celulares; vivimos dentro de las consecuencias biológicas de nuestras elecciones.
 Liberando el dolor emocional, liberándonos de la necesidad de saber por que las cosas han ocurrido como han ocurrido, llegamos a un estado de serenidad. Para lograr esa paz interior, sin embargo, tenemos que adherirnos a la energía curativa del perdón y liberarnos de la necesidad inferior de justicia humana autodeterminada.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Dwikonasana (delfín); Bhuyangasana (cobra); Ushtrasana (camello); Gomukasana (buey); Ajñali Mudra en la espalda (palmas de las manos juntas); Chakrasana (puente).
 

5º Chakra: Ubicado en la garganta, relacionado con la tiroides, traquea, esófago, paratiroides, hipotálamo, vértebras cervicales, boca mandíbulas y dientes.

Color: Celeste
Nota Musical: Sol
Mantra: Jam

 El desafío simbólico del quinto chakra es progresar mediante la maduración de la voluntad, comenzando por la percepción tribal de que todo y todos los que lo rodean tienen autoridad sobre uno, pasando por la percepción de que solo uno tiene autoridad sobre uno, hasta la percepción final de que la verdadera autoridad proviene de alinearse con la voluntad de Dios, o el Universo.
 Los miedos relacionados con el poder de voluntad existen en todos los chakras. Tememos no tener autoridad o poder de elección en la vida, primero dentro de la tribu, y después en nuestras relaciones personales y profesionales. Además tememos no tener autoridad sobre nosotros mismos, perder el control en lo que se refiere a nuestras reacciones ante sustancias, el dinero, el poder, el dominio emocional de otra persona sobre nuestro bienestar. Y finalmente tememos entregar nuestro poder a una voluntad divina, mas alla de nuestro alcance personal.
 Las disfunciones físicas de este chakra pueden ser, ronquera, irritación crónica de garganta, ulceras bucales, afecciones en las encías, afecciones temporomaxilares, escoliosis, laringitis, inflamación de ganglios y trastornos tiroideos.

Verdad sagrada: el quinto chakra es el centro de las elecciones y sus consecuencias, el karma espiritual. Cada elección que hacemos, cada pensamiento y sentimiento que tenemos, es un acto de poder que tiene consecuencias biológicas, medioambientales, sociales, personales y mundiales.
 ¿Qué elecciones haríamos si pudiéramos ver sus consecuencias energéticas? Solo podemos acercarnos a este tipo de previsión entregando la voluntad a la voluntad divina. Las lecciones espirituales contenidas en el quinto chakra nos enseñan que los actos motivados por una voluntad personal que confía en la autoridad divina producen los mejores efectos.
 La curación autentica y completa exige ser sincero con uno mismo. La incapacidad de ser sinceros obstaculiza la curación tan seriamente como la incapacidad de perdonar. La sinceridad y el perdón recatan nuestra energía, o espíritu, de la dimensión energética “del pasado”.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Jalandhara bandha (contracción del mentón contra el esternón); Sarvangasana (vela); Matsyasana (pez) Uthana Padasana (tiburón); Chakrasana (puente).

6º Chakra: Ubicado en el centro de la frente, relacionado con el cerebro y el sistema neurológico, el sistema nervioso central, las glándulas pituitaria y pineal, los ojos, los oídos y la nariz.

Color: Azul
Nota musical: La
Mantra: Om

 El sexto chakra hace eco en la necesidad de abrir la mente, desarrollar una mente impersonal, rescatar el propio poder de las verdades falsas y artificiales, aprender a actuar guiados por la orientación interior, y discernir entre los pensamientos motivados por la fuerza y los motivados por el miedo.
 El sexto chakra pone en marcha las lecciones que nos conducen a la sabiduría. Llegamos a la sabiduría a través de las experiencias de la vida y adquiriendo la capacidad perceptiva y discernidora de la objetividad. La visión simbólica es en parte una objetividad aprendida, un estado mental que trasciende las influencias de la mente personal, o mente de principiante, y que puede llevar al poder y percepción profunda de la mente impersonal o abierta, receptiva.
 Es sorprendente cuantas personas reconocen que la experiencia de una enfermedad las motivo a dirigir su atención hacia el interior y a examinar atentamente sus actitudes y estilos de vida. Todas describen esencialmente el mismo proceso de recuperación: el viaje desde la mente personal hacia la mente impersonal.
 Adquirir objetividad y conciencia significa lograr que ciertas percepciones de la mente entren en el cuerpo. Esto supone fusionarse con las percepciones que son ciertas y vivirlas para que su poder y nuestra energía se conviertan en una misma cosa. Hay un camino sencillo, pero no es fácil: desprenderse. Desprenderse de lo que se cree que debe ser la vida y adherirse a la vida que trata de abrirse paso hacia la conciencia.
 La curación exige la unión de mente y corazón, y por lo general es la mente la que debe ajustarse a los sentimientos, que con mucha frecuencia no hemos respetado en nuestras decisiones cotidianas.

 Los miedos relacionados al sexto chakra son, la resistencia a mirar el interior y desenterrar los propios miedos, miedo a la verdad cuando la razón esta obnubilada, miedo al juicio sensato y realista, miedo a depender del consejo exterior, a la disciplina, miedo al propio lado oscuro y a sus atributos.

 Este chakra se asocia con la capacidad intelectual, la receptividad de las ideas de otras personas, capacidad para aprender de las experiencias, inteligencia emocional, la auto evaluación y la sensación de capacidad.
 Las disfunciones asociadas con el sexto chakra puede ser un tumor, derrame o embolia cerebral, trastornos neurológicos, ceguera, sordera, trastornos en toda la columna, problemas de aprendizaje, ataques epilépticos.

 El cerebro es el instrumento físico mediante el cual el pensamiento se traduce en acción, pero la percepción, y todo lo relacionado con ella, como el tomar conciencia, es una característica de la mente. Al tomar conciencia, la persona es capaz de distanciarse de sus percepciones subjetivas y ver la verdad o sentido simbólico de una situación. Distanciarse no significa dejar de amar; significa acallar las voces motivadas por el miedo. La persona que ha conseguido una postura interior de distanciamiento u objetividad tiene un sentido del yo tan completo que las influencias externas no ejercen ninguna autoridad en su conciencia. Esta claridad de mente y del yo es la esencia de la sabiduría, que es uno de los poderes divinos del sexto chakra.
 
Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Baka Dhyanasana (cuervo); Natarajasana (danzarin); Vriksasana (arbol)Adho Muka Vriksasana (vertical)
 

7 º Chakra: Ubicado en la coronilla. Relacionado con el sistema nervioso central, el sistema muscular y la piel.

Color: Blanco o Violeta.
Nota Musical: Si
Mantra: Om
 

 El séptimo Chakra es el que nos conecta con nuestra naturaleza espiritual y la capacidad para incorporar la espiritualidad a nuestra vida y permitirle que nos guíe. Nos capacita para adquirir una intensa conciencia interior mediante la meditación y la oración. El séptimo chakra representa nuestra conexión con la dimensión trascendental de la vida.
 La energía del séptimo chakra nos mueve a desear una conexión intima con lo Divino en todo lo que hacemos. Este deseo espiritual de conexión es muy diferente del deseo de conexión con una religión. La religión es ante todo una experiencia de grupo cuya principal finalidad consiste en proteger al grupo, en especial de las amenazas físicas: enfermedad, pobreza, muerte, guerra, etc. Las religiones tienen sus orígenes en las energías del primer chakra. La espiritualidad, por su parte es una experiencia individual orientada a liberarnos de los miedos del mundo físico y buscar una relación con lo Divino. La verdad sagrada de este chakra es Vive en el momento presente.

 Los miedos relacionados con este chakra son temas espirituales como ¨la noche oscura del alma¨; miedo al abandono espiritual, perdida de la identidad y perdida de la conexión con la vida y las personas que nos rodean.
 Las disfunciones mas comunes pueden ser trastornos energéticos, depresión mística, agotamiento crónico, sensibilidad extrema a la luz, al sonido y a cualquier otro factor ambiental.

 La fuerza del séptimo chakra nos brinda la capacidad de confiar en la vida, nos brinda humanitarismo, generosidad, fe e inspiración, espiritualidad y devoción.

Posturas de Yoga que estimulan su energía:
  Sirsasana (paro de cabeza); Salamba Sirsasana (paro de cabeza apoyando las manos); Vritchikasana (escorpion); Shavasana (relajación yogui) promueve la relajación de todo el sistema nervioso influenciado por el septimo chakra. Meditación y Oración como forma de conexión con el plano trascendental de la Vida.
 

Conclusión:

 Es evidente la relación psique-cuerpo, lo difícil es entrar en detalle y comprender por ejemplo el porque de cierta enfermedad o disfunción, comprender que es lo que nuestro cuerpo como espejo de la psique esta reflejando; que es lo que nos quiere decir. Es por eso que este trabajo fue hecho con la intención de ser una guía amplia en la cual uno luego puede profundizar a nivel personal. Es una ayuda, junto con los ejercicios prácticos para comenzar a desarrollar la visión simbólica.
 El Yoga se podría expresar también como un camino de sanación. Este es un proceso gradual, el cual lleva tiempo y no hay soluciones mágicas, por mas que la enfermedad sea considerada en algún punto parte de nuestra creatividad negativa, es un nuevo lenguaje el cual se aprende solo a través de la experiencia y la vivencia personal. Tratando de comprender el sentido trascendental de lo que nos va aconteciendo en la vida y de esta manera ir conociéndonos a nosotros mismo en mayor profundidad.
 El Yoga no solo aporta la guía simbólica de los chakras si no que además proporciona los medio prácticos para mantener el cuerpo saludable y aumentar la conciencia que tenemos de este. El Yoga como forma de vida constantemente actuando en la ampliación de la conciencia mediante el crecimiento entre la unión cuerpo-mente-espíritu es un camino de sanación de disfunciones físicas o enfermedades, de patrones y creencias negativas mentales y de recuperación con nuestra parte sagrada y Total.
Bibliografía:

 Louise L. Hay-   ¨Sana tu Cuerpo¨

Caroline Myss-  ¨Anatomia del Espiritu¨
 

Protegido por Derechos Autorales
Copyright 2009 de Enrique Sosa

Instituto Yoga Kai Palermo Soho Buenos Aires

Serrano Nº 1518 P.B. / Tel:  4831- 4863
Palermo, Capital Federal, Argentina

e-mail:info@yogakai.com